1.6.08

VANGELIS:
"Blade runner"

Es indudable que la música que acompaña a una película influye notablemente en su carácter, siendo parte imprescindible del éxito o fracaso de la misma. De hecho lo que se busca en la creación artística es que sea imposible desligar imágenes y música, logrando una conjunción perfecta entre todos los elementos implicados para conseguir reflejar la realidad o la pura ficción de manera más verosímil. El caso de "Blade runner" es de esos en los que música y film se dan la mano en un alarde de calidad y de simbiosis, una convivencia en la que las dos artes han gozado de mutuo beneficio: difícilmente se puede rememorar la imagen de la Tyrell Corporation sin las notas evocadoras de Vangelis, así como no podemos dejar de recordar al 'blade runner' Deckard (Harrison Ford) o al replicante Batty (Rutger Hauer) al escuchar momentos importantes de la banda sonora.
Sólo un año después del enorme éxito de "Chariots of fire", Evangelos Papathanassiou acometió la composición de la música para esta ambiciosa película dirigida por Ridley Scott y basada en la novela de Philip K. Dick '¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?'. La grandeza del sonido de Vangelis en este film reside en saber combinar la estética robótica con el ambiente retro, decadente, al que ha llegado la especie del futuro. La multiculturalidad unida a la corrupción, la desigualdad y la suciedad, moral y física, de una sociedad de grandes contrastes que Vangelis intenta expresar en su música a través de una interesante fusión de estilos. Blues y jazz en un entorno electrónico y marcadamente ambiental es la atrevida propuesta del griego, que acierta de pleno al retratar, entre sus características notas cristalinas cercanas a un mundo sintético, la humanidad venida a menos de la clase desfavorecida en base a un escarbado (aunque no excesivamente profundo) folclorismo. Todo ello con la deliciosa envoltura electrónica en la que se respira un romanticismo artificial (tanto como la historia de amor entre una replicante y un blade runner) pero a la vez tan humano. Paladeado el resultado final, parece que los teclados de Vangelis fueron extraordinariamente adecuados para expresar esa situación. Sin embargo, la polémica siempre ha estado presente en esta grabación, que por causas dificilmente explicables no fue editada de manera oficial por Vangelis hasta doce años después (siendo sustituida al poco del estreno por una adaptación orquestal de la New American Orchestra); por si fuera poco, la publicación del disco oficial, totalmente regrabado, desencadenó en no pocas críticas de los seguidores del músico griego por determinadas ausencias de composiciones emblemáticas, así como por la presencia de otras totalmente nuevas.
Los famosos estudios Nemo de Vangelis en Londres acogieron una grabación difícil técnicamente, un despliege de medios al servicio del griego, que a sus teclados añadió elementos gratamente recordados como el saxo tenor del británico Dick Morrissey o las voces de Mary Hopkin (en la celestial "Rachel's song"), Don Percival (en "One more kiss, dear", recordada y acertadísima composición de un sorprendente estilo antiguo que casa perfectamente con la decadente ambientación general del más clásico cine negro) y Demis Roussos (en la étnica "Tales of the future"). Sus dulces texturas enriquecen composiciones como "Main titles" o "Wait for me", aderezadas algunas de ellas con diálogos extraídos de la película ("Blush response", "Tears in rain"), e incluso se da el extraño caso de que uno de los temas, “Memories of Green”, hubiera aparecido con anterioridad en el disco "See you later". Sin embargo, y junto a las mencionadas "Rachel's song", "One more kiss, dear" o "Main titles", dos composiciones merecen especial atención en este comentario, coincidiendo casualmente con el cierre del trabajo: "Blade runner (End titles)" es posiblemente uno de los temas más recordados de Vangelis, por su genialidad, espectacularidad, y la masiva utilización en radio y televisión de esta soberbia melodía acompañada de futuristas efectos de sonido. "Tears in rain" es el momento definitivo y verdaderamente emotivo de la cinta, cuando movido por un gesto de maravillosa compasión, el cruel Batty salva la vida de Deckard y proclama este recordado testamento final: "He visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhauser. Todos esos momentos de perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia". Una de las frases cinematográficas más famosas, que en conjunción con la lenta cadencia de notas luminosas de Vangelis, concluyen el trabajo de forma magistral, un disco de por sí espectacular que, como la película de Ridley Scott, permanecerá eternamente en las retinas de los aficionados al cine y la música.

ANTERIORES CRÍTICAS RELACIONADAS:

Etiquetas: , , ,

10 Comments:

Anonymous Christian said...

Muy acertada crítica, jefe. Todos los amantes de las nuevas músicas tenemos presente, de una u otra forma, esta banda sonora. Yo recuerdo, especialmente, el impacto que me causó el tema de los títulos finales; primero en su versión orquestal, sintonía de un programa de televisión ("En portada"), y más tarde en su versión original, publicada, si mal no recuerdo, por vez primera en el recopilatorio "Themes". Y qué decir de las emotivas lágrimas en la lluvia, con ese trueno que estremece el corazón...

Según me ha dicho mi tato Milton, acaba de salir una versión "ultradefinitiva" con tres CD en la que Vangelis ofrece todo lo que compuso para la película más temas nuevos (es decir, de ahorita) inspirados en el film...

6:36 p. m.  
Blogger Pepe said...

"Themes" anticipaba varias de esas joyas que luego vieron su publicación doce años después de la peli.

Milton (por cierto, recuerdos si lee ésto) acierta al hablarte de esa edición definitiva conmemorando el 25 aniversario de Blade Runner. Incluye tres CDs, el aquí comentado, otro con temas no aparecidos en el film y un tercero con temas nuevos inspirados en el mismo. Había que aprovechar el filón, ahora que el nombre de Vangelis está un poco bajo...

5:05 p. m.  
Blogger Fermo said...

Llevo siguiendo tu blog desde que publicaste lo del álbum de Jan Garbariek con la Hilliard Ensemble, pero nunca supe que comentarte.

Me acordé de tu blog, puesto que te he premiado con un galardón popular que se van entregando diversos blog con una serie de características. Entra en mi blog si te interesa. www.electronicjazzproject.blogspot.com.

Saludos

4:48 p. m.  
Blogger Pepe said...

Mil gracias, Fermo, es estupendo encontrar nuevos blogs por cosas como esta. Mi temática está más cerca de tu 'Música del cielo' que de 'Proyectos de futuro', y es que soy muy cerrado con el jazz!!

Un saludo y sigue tú también así.

7:15 p. m.  
Blogger Juan said...

genial la critica, luego de leerla me dio ganas de escuchar el disco.

7:13 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Como siempre, excelente reseña.

Gracias por recordar esta obra maestra.

Saludos desde Monterrey.

9:53 a. m.  
Blogger Pepe said...

Muchas gracias a tí por escribir, amigo regiomontano. Un saludo también a tus compatriotas mexicanos.

5:17 p. m.  
Blogger Cristian said...

Disco imprescindible donde los haya... esta en mi Top 10 incluso en el Top 5.... ¿incluso en el Top 3? hmmm podría ser... increible música. Es un disco para escuchar en butaca sin mucha luz y sumergirte en su música, dejándote llevar por ella. Es una de esos discos que piensas que te pueden gustar, y que hasta que no lo escuchas EN CONDICIONES no te das cuenta de lo que tienes.

La triple edición me parece demasiado cutre en comparación con la multitud de ediciones de la peli, el CD merecía algo mejor que no una simple presentación en cutre-pack (ya me casa este formato)...

El CD1 resulta impresionante (lo de siempre). (un 10)

El CD2 es muy grande, (va siguiendo una especie de hilo cronologico-musical) resulta un verdadero regalo para todos los fieles... chapeau por Vangelis, un CD compuesto en su 90% por descartes de la BSO que se editó en su día y un par de temas que no aparecen en la peli, sigue fielmente una estructura, nos encontramos con composiciones muy buenas...pero no tiene sentido sin el CD1... (un 7)

El CD3 es música inspirada en la música de Blade Runner (no música inspirada en Blade Runner...como nos lo quieren vender). Es un CD agradable, pero que se hace duro al oído del fan... a mi me encanta el tema "Sweet Solitude" y algún otro es bastante decente.... pero no es un CD con el que Vangelis nos pueda impresionar esperaba MUCHÍSIMO MÁS de este tercer CD, crceñia que me sorprendería para bien, tenía miedo a que superase al CD1... (un 4)

Aún así es algo que me obsesiona... ¡¡Blade Runner es UNA JOYA!! :D

12:41 a. m.  
Blogger Pepe said...

Como suele ocurrir, completo comentario el tuyo, Cristian. Gracias por desvelar en profundidad los detalles de la edición triple de Blade Runner. ¿Para cuando una edición conmemorativa de "Amarok"?

10:49 p. m.  
Blogger Cristian said...

De nada Pepe, espero algún día escribir algo en mi blog (a mí estilo xD sobre este disco...por ahora estoy en fase de documentación, quizá en unos meses lo tenga).

Respecto "Amarok"... ¿sé yo algo que tú no sepas...? :P me temo que no... :)

Un saludo!

12:19 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home