19.1.08

DAVID ANTONY CLARK:
"The man who painted caves"

"Soy artista, pintor de cavernas. Con ocre y pigmento conjuro para mi clan magia positiva en las cacerías". Así se presenta el hombre primitivo al que rinde tributo David Antony Clark en este disco publicado en 1999 por White Cloud, donde continúa demostrando su adoración por las culturas antiguas y la naturaleza más primigenia. Tras Nueva Zelanda, Australia, Africa e Irlanda, un amplio territorio más centrado en el tiempo que en el espacio es recordado a través de voces tribales (interpretadas por hasta siete vocalistas, incluído Jon Mark, con el que colaboró en "The living of Ireland", y que es también productor ejecutivo del disco aparte de fundador de la compañía White Cloud), ritmos que parecen surgir de las entrañas de la tierra, sonidos ambientales, teclados y el armonioso sonido de las flautas, en variedades que van de las de bambú a las maoríes, celtas o indias.
Resistencia publicó en España, como viene siendo habitual, la edición en castellano del trabajo, donde se nos cuenta la historia de cada canción desde la perspectiva de este instintivo y ceremonioso pintor de cavernas nómada. Las melodías de David Antony Clark son fácilmente identificables y se basan en patrones parecidos disco tras disco. Son las variaciones de esas pegadizas tonadas y sobre todo la especial ambientación, orientada al motivo de la obra (una gran gama, muy cuidada, de ritmos, percusiones, voces y sonidos naturales), lo que marca la diferencia entre este músico neozelandés y la gran mayoría. La producción es, además, exquisita, logrando una mimetización extrema entre lo tribal y lo moderno. En esta obra nos encontramos con una primera parte trepidante, con escenas de caza y ceremonias tribales que la dotan de un mayor misticismo ancestral (aquí se encuentran los grandes temas del disco, "Forest gods", "Cry of the spirit-cat", "The bison hunters" y "The man who painted caves"), y una segunda parte que se mueve en terrenos más tranquilos, espirituales y en conexión con la naturaleza. En general, una soberbia muestra delo que él gusta denominar como 'música neoprimitiva'.
Leemos en la web oficial del artista: "Esta colección de música es una cautivadora interpretación de una época, cuando la historia fue escrita en las paredes de las cuevas. Con sus ritmos de percusión sosegados y su tranquila distribución recrea perfectamente la vida de cuando el tiempo estaba marcado por el sol y la tecnología más moderna se reducía a un hacha". Como en toda la obra de David Antony Clark, acompañando a los teclados son contínuos los diálogos entre flautas -algunas de las cuales suenan como pájaros-, los sonidos de animales y las atmósferas naturales, así como voces, que han pasado de ser indígenas o primitivas a meditativas, realzando la carga ambiental de sus canciones. La suya es una de las músicas de estudio que más le debe al padre Cielo y la madre Tierra, pues a pesar de su artificialidad se nota su auténtica intención, reflejar su amor por la música, los viajes y la naturaleza.

ANTERIORES CRÍTICAS RELACIONADAS:

Etiquetas: , ,

5 Comments:

Blogger alonsii said...

Que tal Pepe!!
La verdad es que me encanta la música de este hombre pese alo que muchos puedan decir. Para mi este señor tiene la idea muy clara de lo que quiere hacer y poco le importa lo que piensen los demás. Coge lo mejor de toda una época de sintesistas y le da su sello. Te gustará o no pero es particular, lleno de personalidad.

Hace poco leía una mini reseña criticando uno de sus trabajos preferidos. Además la hacía un amigo.

http://www.musicasdelatierra.com/?p=370

En fin yo lo seguiré disfrutando :)

7:37 p. m.  
Blogger Pepe said...

Afortunadamente este blog ha nacido para hablar de los discos que me gustan, no de los que no me gustan. Por eso está aquí D.A.Clark, porque como a tí, me atrapa la sinceridad de su música, y su forma de crear melodías tan naturales.

Que siga así, tú y yo seguiremos disfrutando.

4:16 p. m.  
Anonymous laubarel said...

Gracias Pepe por dar a conocer este tipo de música tan diferente a los que se escucha por ahí. Bill Douglas, Ed Alleyne-Johnson, Oystein Sevag o Hedningarna han sido grandes descubrimientos. Así que ánimo y adelante.

Un saludo

P.D.Una recomendación ¿Qué tal algún disco de René Aubry?

12:35 p. m.  
Blogger Pepe said...

Encantado, Laubarel, y te invito a continuar al quite, pues aún queda mucho por comentar.

¿René Aubry? En principio no estaba en mis planes, pero voy a investigar un poco, puede que le esté arquetipando equivocadamente.

5:05 p. m.  
Anonymous jaimixx said...

De nuevo gracias, Pepe, otro gran descubrimiento el de este hombre.

9:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home