22.10.06

ED ALLEYNE - JOHNSON:
"Purple electric violin concerto"


"Concierto del violín eléctrico púrpura" podría parecer el título de un cuento más que de un disco, pero la realidad se impuso una vez más a la ficción cuando un nuevo violinista eléctrico llamado Ed Alleyne-Johnson (que en realidad ya había tocado en el grupo New Model Army) apareció en el panorama musical en 1992 con un violín eléctrico púrpura debajo del brazo. Inventado y construido por él mismo, este curioso instrumento -que podemos ver en la portada del disco- podía hacer cosas maravillosas, como Ed Alleyne demostró durante años tocando por las calles de Chester ante todo el que por unas pocas monedas quisiera deleitarse ante un nuevo sonido. El violín púrpura tiene cinco cuerdas, una más que los normales para permitir una mayor gama de sonidos, pero su mayor ventaja era una avanzada pedalera con la que podía otorgar efectos inusuales a su ya de por sí bello sonido, como ecos, reverberaciones y simulaciones de otros instrumentos (guitarra eléctrica, por ejemplo, de hecho Ed lo compara con una Gibson Les Paul) o sonidos naturales (mar, gaviotas...). Sin embargo, una de las cosas que más llama la atención al verle tocar en directo es que con esa pedalera puede grabar sus propios fondos para que se reproduzcan mientras ejecuta la melodía, lo cual da la sensación de que estén tocando varias personas y no sólo ese curioso violinista al que, entre su mata de pelo, casi no acertamos a verle la cara.
Puestos en situación, ya podemos deleitarnos con la escucha del disco, que fue publicado por Equation Records en 1992. El sorprendente sonido aquí contenido es capaz de alterar nuestros biorritmos, un ambiente espacial donde las cuerdas tienen el protagonismo de todas las maneras posibles, como fondo (usadas como bajo), como violín propiamente dicho ejecutando la melodía principal, más en plan guitarra eléctrica para los solos (algunos críticos lo comparan con un Jimi Hendrix violinista)... El estereotipo del violín como instrumento clásico se rompe en este trabajo, aunque influencias de Vivaldi o Vaughan Williams se dejan entrever, y en especial una cierta similitud de la parte 1 de "Oxford suite" con tan hipnótica pieza como el "Boléro" de Maurice Ravel. Sólo el hecho de que muchas de las melodías y sobre todo las construcciones de los temas se parezcan tanto desluce un poco el efecto del disco cuando se avanza en su escucha. De todas formas, la especial ambientalidad que emana la obra me parece altamente destacable, en especial -y sin menospreciar a las demás composiciones- en las cuatro partes en que está divida la "Oxford suite", seguramente esas melodías con las que durante muchos años deslumbró a los paseantes en Oxford (donde estudió arte), Chester y parte de Europa y Estados Unidos.
Ed y su mujer, Denyze D'Arcy, viven en Liverpool (en la segunda parte de "Purple electric violin concerto" la "Liverpool suite" sustituye a la "Oxford suite"), donde componen y firman sus trabajos a dúo, si bien aparte de "Purple electric violin concerto" me gustaría destacar también su siguiente álbum en solitario, "Ultraviolet", donde continuaba con ese sonido de 'Ravel en el espacio', absolutamente distinto de lo que hemos podido escuchar en otros violinistas eléctricos como Jerry Goodman o Eddie Jobson, ambos comentados en este blog. Ed Alleyne, como un "violinista de Hamelín" moderno (y más humanizado que aquel que además de a las ratas acabó llevándose también a los niños del pueblo) me atrae irremediablemente con sus melodías. Cuando viaje a Chester recorreré todo el barrio en su busca, mientras tanto soñaré con que me lo encuentro allí con su violín eléctrico púrpura.





Etiquetas: ,

8 Comments:

Blogger Paco Fox said...

Muy buen descubrimiento. No tenía ni idea de la existencia de este señor, pero suena la mar de bien.

10:02 a. m.  
Anonymous Jaime said...

Una pasada!, yo he visto a Angelo Branduardi en directo (es muy diferente a sus discos) y hace cosas parecidas (pero sin llegar tan lejos en los efectos.

Y Chester es precioso!

12:28 a. m.  
Blogger Cristian said...

muy pero que muy bueno...GRAN descubrimiento, lo del uso de la pedalera no parece muy corriente entre los de su profesión pero es una evoluciónn lógica en el mundillo del violín, guitarra y violín tienen en común más de lo que parece sino veasé la guitarra sin trastes...bueno saludos Pepe

1:08 a. m.  
Blogger Pepe said...

Ya sabía yo que os gustaría (en especial a Cristian, recientemente comprador de una pedalera para guitarra), ver a este tipo en directo debe de ser impresionante.
Lo de Branduardi me ha sorprendido, debe de ser realmente muy diferente a los discos.

1:23 a. m.  
Blogger Pepe said...

Han puesto otro video en YouTube de Ed Alleyne tocando en directo en un programa de tv, en esta ocasión es la "Oxford suite part 4", que no es la mejor en mi opinión pero sí que da bastante juego de efectos y distorsiones:
http://youtube.com/watch?v=2fHOwTp0gXs&mode=related&search=

1:46 a. m.  
Blogger Cristian said...

Impresionante Pepe!! joer como me gusta...tarde o temprano acabaré por comprar algo de este hombrecillo. Eso de tocar con bucles es una idea muy buena...hmmm jejej

12:43 p. m.  
Blogger MARINO said...

Pues nunca había oido hablar de él, pero el pasado día 08-11 paseando por York, me lo tropecé en una esquina tocando y me quede alucinado con el sonido que hacía. Desde entonces estoy buscando en internet todo lo que puedo y ya he bajadado algunos discos. Ya sabeis si pasais or York, probablemente lo encontraréis.
Saludos

1:05 a. m.  
Blogger Pepe said...

Lástima que no sea Nueva York, pues tengo previsto un viajecito a la menor oportunidad. York está más cerca pero no está en mi agenda, una pena.

Gracias por la información, Marino.

4:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home