26.6.09

CHRIS SPHEERIS &
PAUL VOUDOURIS:
"Europa"

Pocas veces un disco alcanza tales cotas de emoción y reúne composiciones de tal calidad como lo logró el conocido y justamente valorado "Enchantment". Después del gran éxito conseguido, muchos ojos estaban puestos en el siguiente paso a dar por este dúo de orígenes griegos formado por Chris Spheeris y Paul Voudouris. Mientras tanto, y tras la extraña desaparición de Music West Records, los dos artistas habían logrado rápidamente los derechos de "Enchantment" y con ellos aumentaron considerablemente su nivel de vida y su currículum. Mientras Chris Spheeris demostraba una extraordinaria facilidad para la composición de melodías instrumentales a la guitarra en su carrera en solitario, Voudouris se recogió en un pop atrevido que pasó bastante desapercibido. Tuvieron que pasar cuatro años para que ambos volvieran a reunirse en la desértica Sedona (Arizona) y crearan un trabajo más personal, algo diferente a su disco anterior pero de nuevo de gran calidad. Su título, "Europa".

Amigos desde la infancia en Atenas, estos dos músicos de demostrada calidad recordaron su continente en este cuidado álbum, de impecable producción e innegable inspiración en sus nueve temas de parecida factura compuestos a dúo. En él continuaron desarrollando la misma fórmula de su anterior éxito, una música plácida de melodías sencillas, agradables y fácilmente tarareables, si bien esta vez de forma posiblemente más sincera, centrados casi en exclusiva en sus instrumentos primordiales, la guitarra de Spheeris y los teclados de Voudouris. En efecto, en las primeras escuchas de "Europa" se pueden echar en falta los instrumentos de viento, clarinetes, flautas, saxos y oboes que embellecieron composiciones como "Enchantment", "Across frontiers" o "Pura vida", pudiéndose escuchar aquí solamente un tímido saxofón. Otros instrumentos adicionales que no interpretan los dos protagonistas del álbum son el bajo y numerosas percusiones. Otra circunstancia destacable es el dominio de las guitarras sobre los teclados (de hecho, la estupenda portada del disco ya deja claro quién es la protagonista de la historia), presentando canciones por lo general tranquilas. Las más movidas, conjunciones además de una estupenda instrumentación, aparecen al comienzo del álbum: "Orlando" y "Seveness", inmersas en estupendas atmósferas que recrean pequeños y blancos pueblos bañados por el mar Mediterráneo -pero destacando por supuesto la gran melodía de guitarra-, o más adelante "Bellaire". Más ambientales, de guitarra adormecida, son "Laguna" o "Taiku", mientras que en "Aqualuna" o "Lanotte" escuchamos esas cuerdas sosegadas, en un estilo dulce, romántico. A los teclados, "Pavane" da una impresión más fría, mientras que "Maya" es un tema puramente ambiental bastante interesante, el único sin guitarras, en un conjunto que da que pensar cómo hubiera acabado con la presencia de los vientos. Sin ellos, nos encontramos ante un disco precioso (no hay más que escuchar "Orlando", "Seveness", "Laguna" o casi cualquier composición del mismo para disfrutar) pero sin duda un peldaño por debajo de lo esperado en esta colaboración.

La obsesión por la perfección y los diferentes puntos de vista en cuanto a detalles como la producción de algunas de las canciones, llevaron a que se creara una cierta tensión a la conclusión de este álbum. Así fue como Spheeris se encargó de la post-producción y Voudouris se perdió en un largo viaje por la lejana Asia, tras el cual recalaría en Mexico, donde fundó Hit Records. Puede parecer evidente que, si bien la amistad es fuerte, el trabajo conjunto se haya visto tan afectado que posiblemente "Europa" sea la última colaboración entre estos dos músicos. El tiempo, con su paso lento pero seguro, da la razón a este hecho y nos proviene al menos de las obras en solitario de estos artistas que nos dejaron momentos de bello recuerdo.


ANTERIORES CRÍTICAS RELACIONADAS:

Etiquetas: , ,

5 Comments:

Anonymous Warren Keffer said...

Grandísimos artistas y sublime disco :) :)

7:30 p. m.  
Blogger Pepe said...

Sin duda, uno de esos que dan ganas de que no exista la tecla de stop.

3:36 p. m.  
Anonymous Pepitogrillo said...

Yo tengo que decir que este disco,aunque tiene algunos temas que me gustan, me decepcionó cuando lo escuché por primera vez debido a la comparación con el magnífico "Enchantment". Lo cierto es que no he acabado de cogerle cariño, prefiero algunos discos de Spheeris en solitario.

De todos modos lo volveré a escuchar estos días con más atención por si acaso...

9:52 p. m.  
Blogger Pepe said...

Espero haberte dado una buena excusa para volver a escucharlo.

Puede que no sea imprescindible pero sí muy interesante.

10:15 p. m.  
Blogger Mr. Crow said...

Soberbio artículo... para un soberbio artista.

6:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home