12.1.07

AZUL Y NEGRO:
"La noche"

Hablar de Azul y Negro es hacerlo esencialmente sobre recuerdos, sobre días de diversión, radio, casettes y vinilos, sobre una música que marcó a una generación. Carlos García Vaso y Joaquín Montoya eran los miembros del dúo, con experiencia en el mundo del pop-rock el primero (sus guitarras sonaron para Tino Casal, Mecano, Antonio Flores...) y más músico de conservatorio el segundo, con el aporte especialmente importante del conocido periodista y locutor de radio Julián Ruiz en la producción, el auténtico 'culpable' del nombre del grupo (se le ocurrió mientras veía un partido del Inter de Milán -cuya camiseta es azul y negra- cuando trabajaba para el diario Marca como crítico de fútbol). Este dúo se adelantó a su tiempo incorporando algunos adelantos tecnológicos en sus grabaciones (por ejemplo "Suspense" fue el primer CD español). Los que vivieron de lleno esa época saben perfectamente lo que supusieron, y su recuerdo está ligado a ciclismo, televisión, radio y música electrónica, la banda sonora de los 80. Tantos años después es necesario rescatar joyas como ésta, y no hay que olvidar que, tras un tiempo de silencio, Azul y negro siguen editando discos merced al esfuerzo y a la creatividad de Carlos Vaso en solitario, mientras Joaquín Montoya utiliza su propio nombre en sus nuevas creaciones.


Aún con el buen sabor de boca de "La edad de los colores" muy reciente, una irrupción sorpresiva en la España musical de los 80, su segundo plástico, "La noche", es posiblemente su álbum más admirado, un trabajo que sorprende, emociona y consagra a estos dos murcianos, que parecían encontrar el camino hacia un éxito europeo que tan difícil ha sido siempre de alcanzar para las bandas patrias. Cantar en inglés les benefició sin duda, aunque el hit en cuestión, "The night", era casi la única canción del álbum en dicho idioma (sólo "Technovision" la secundaba). Publicado en 1983 por Mercury, en "La noche" nos podíamos encontrar con un tecno-pop de calidad autóctono, algo casi impensable en ese momento pero que gracias a canciones como "No controlo nada" o la gran sintonía de la Vuelta Ciclista a España 1982, "Me estoy volviendo loco" -su exitazo hizo reeditar el disco, cuya primera edición no lo contenía-, era toda una realidad. La evolución tecnológica de este disco se nota desde la experimentalidad de su introducción, plena de efectos que no por ochenteros dejan de ser hoy atractivos e interesantes. Esta "Intro" deviene en el caballo de batalla del tecno-pop de Azul y Negro y una canción de auténtico diez, "Technovision", con vocoder sobre una base bailable y efectos de sonido y voz impresionantes -coros de Zanna y el malogrado Ollie Halshall-, en especial hacia su final. A continuación entra uno de los temas más recordados del grupo, "Isadora", la demostración más clara de que esta música no es fría -como algunas críticas retrógradas querían hacer notar- sino cálida, sensual y digna de admiración; de hecho, la gracilidad de Isadora Duncán está presente en cada uno de sus acordes. Es entonces cuando se pone de manifiesto que Carlos Vaso es más creador de canciones, es decir, tecno-pop con letra sin un mensaje definido pero basado en la actualidad de la época y sus propias vivencias, mientras que Joaquín Montoya es el instrumental puro del grupo. Hay así una división entre canciones propiamente dichas como "Paso a paso", "Secuencias" (una visión de la relación entre hombre y máquina), "Flash" (homenaje al espíritu y moda de los 80) y "Paraíso perdido", todas ellas compuestas mano a mano con Julián Ruiz, y instrumentales tan pegadizos como "Fantasía de piratas" (una auténtica joya que podría haber sido otra enorme sintonía ciclista) o "Fu-man-chu", que con las dosis justas de originalidad y producción, van más allá de su supuesta simpleza; ambas sirvieron como sintonía para conocidos espacios televisivos, la primera para la cabecera de deportes de televisión española (es decir, la que veía todo el mundo) y la segunda para el conocido y divertido concurso "En busca del tesoro", en el que Miguel de la Quadra Salcedo se recorría media España en helicóptero. También de Montoya es otro conocidísimo semi-instrumental, "Con los dedos de una mano", la segunda sintonía consecutiva del grupo para la Vuelta Ciclista a España, lo que en esa época era ya de por sí un éxito seguro (no deja de ser interesante comprobar que la influencia de Azul y Negro llegó a conseguir que un grupo al que presumiblemente pudieran admirar como Kraftwerk, llegara a componer posteriormente la música para un Tour de Francia). La combinación de Vaso y Montoya, y la alternancia de sus planteamientos musicales en cada disco resultaba un éxito definitivo. Para el final, comentar la segunda composición firmada por ambos en conjunto (y por Julián Ruiz, siempre omnipresente) tras "Technovision"; se trata del tema que da título al disco, "The night", un auténtico hit injustamente olvidado por las radiofórmulas que engancha desde el primer segundo en base a un ritmo tremendamente pegadizo y bailable, tanto que se trata de uno de los grandes éxitos 'dance' españoles (bailado en Londres -donde entró en las listas de venta con 25.000 copias vendidas del maxi-, New York y medio mundo) y la canción española que recaudó mayores derechos de autor en el extranjero durante el año 1987, merced a la exportación por vía italiana. Teclados (con Montoya dominando esta faceta) y secuenciadores se unen a percusiones electrónicas, pero hay un lugar muy importante en este sonido para los bajos y guitarras de Carlos Vaso. Este poderoso LP fue compuesto por Carlos y Joaquín en un apartamento de la Manga del Mar Menor, una reunión catártica en la que alcanzaron un nivel que llegó a sorprender a Julián Ruiz cuando escuchó la maqueta por vez primera. Allí se encontró éxitos en potencia no sólo en radios y televisión sino en pubs y discotecas, así como cortes instrumentales que alcanzan un nivel dificilmente superable (es muy difícil decantarse entre "Isadora", "Fantasía de piratas" o "Fu-man-chu").

Ese mismo año 1983 en el que "La noche" alcanzó el puesto número 4 en las listas de ventas en España, se editó una recopilación de los dos álbumes del grupo, remezclando sus mejores temas en formato digital; así era su título, "Digital", donde destacaba "No tengo tiempo (Con los dedos de una mano)", que fue número 1 durante cuatro semanas en las listas de singles. "Digital" supero en una posición a "La noche" (llegó al número 3) e incluía estas otras canciones de este segundo álbum: "The night", "Technovision", "Isadora", "Fantasía de piratas" y "Fu-man-chu". Para el que por su juventud no los conociera, hay que recordar que Azul y Negro es un grupo que quiso adelantarse a su tiempo, conocidos por muchos aún sin saberlo merced a sus innumerables sintonías en radios y televisiones, y por supuesto consagrados por el ciclismo, que otorgó a la banda un éxito inmediato y fulminante. Juntos, Vaso y Montoya -y Julián Ruiz- traspasaron dificiles fronteras, y no por tecnológicos dejaron de aportar un toque humano al conjunto de su obra. Tecnología e ingenio, cómplices en un producto magistral en la España de los 80.






Etiquetas: , ,

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Felicidades amigo. Yo no lo hubiera desarrollado mejor. Simplemente eso.

Hay un amigo mio que dice "Porque “Azul y Negro” significa “pionero” en una lengua que pocos conocen.

Primero Azul y Negro, luego nadie, luego todos los demás.

Eso es.

Un saludo

11:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola. Simplemente decir que este post es una gozada, has descrito perfectamente el disco y casi lo has preentado como algo nuevo para los que lo conocemos de sobra. Sería un gran placer que te pasaras de vez en cuando por el foro del grupo, seguro que tus comentarios van a ser muy interesantes.

Salu2.

1:47 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Gran disco, gran grupo y gran comentario el que has hecho. Espero que nos deleites con algún otro blog sobre Azul y Negro. A ser posible de los nuevos trabajos (Mare Nostrum, ISS o Vox)

Y, por supuesto, pásate por el foro

2:50 p. m.  
Blogger JACAM said...

Estamos en contacto para tu participacion conjunta con otros estudiosos sobre temas musicales en el programa radiofonico de Realidad Alternativa. Espero tu respuesta para determinar detalles. Un abrazo.

10:40 p. m.  
Blogger Pepe said...

Gracias a todos los amigos 'azulynegros' por sus felicitaciones, la verdad es que escuchar un disco como "La noche" es ya de por sí una inspiración. A la mínima que tenga tiempo me pasaré por el foro, no lo dudéis, y esas noticias sobre "Recuerda 2" que está preparando Carlos me parecen estupendas!!!

Jacam, he visto en tu blog lo que me comentas, así que cuenta conmigo; hablaremos más detenidamente cuando nos veamos vía 'Lord' o 'vía' chavalas ;).

4:10 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

(no deja de ser interesante comprobar que la influencia de Azul y Negro llegó a conseguir que un grupo al que presumiblemente pudieran admirar como Kraftwerk, llegara a componer posteriormente la música para un Tour de Francia)

Perdona, pero ¿podrías explicar esto un poco mejor? ¿En qué fuentes de información te basas para decir eso?
Vamos a ver si lo he entendido, Kraftwerk compusieron Tour de France influenciados porque a Azul y Negro les eligieron "Con los dedos de una mano" como sintonía televisiva de la Vuelta ciclista a España. Ya.... Y dices que lo has comprobado...

1:15 a. m.  
Blogger Pepe said...

Vaya, vaya, parece mis sutiles comentarios han ofendido a alguien. Eso está bien, si todos estuvieran de acuerdo sería muy aburrido, así que vamos allá:

En primer lugar, amigo anónimo, te agradezco que tomes tan en serio mis palabras, eso está pero que muy bien.

En segundo, decirte que respeto y admiro a Kraftwerk como se merecen,tanto como respeto y admiro a Azul y Negro. Curiosamente ambos grupos han estado tocando en mi ciudad en los últimos meses y no he podido ir a ver a ninguno de los dos!!!

En tercero, destacar un hecho innegable, que en 1982 la sintonía de la Vuelta Ciclista a España fue una canción tecno-pop titulada "Me estoy volviendo loco" y en 1983 otra del mismo corte, "No tengo tiempo". En ese mismo año la organización del Tour -cuidadín, nadie ha dicho que Kraftwerk se influenciaran- decidió que la música de su certamen fuera de este tipo que tanto éxito tuvo en España (porque para mí es del mismo tipo de música, ¿mejor?, ¿peor?, cuestión de gustos).

'Comprobar' es, ni más ni menos, analizar unos hechos con el fin de corroborar su veracidad; si nos ponemos así pues mira, sí que he comprobado que para mí hay una relación, y si quieres fuentes de información busca por Internet que las hay a mogollón. ¿Estoy equivocado? Seguramente tú opinarás que sí y otros que no, pero lo escrito queda como mi opinión, que por algo lo firmo.
Sólo para acabar, también se podría decir que Jarre pudiera ser un antecedente electrónico por sus sintonías (preexistentes) del Tour, pero mejor vamos a dejarlo aquí que la podemos liar aún más.

Saludos.

4:16 p. m.  
Anonymous santi said...

De acuerdo con pepe; puede que el tour se fijara en la vueltaa España y solo eso.
Tambien me gustan azul y negro y kraftwerk.

6:12 p. m.  
Blogger Pedro Marco Ortega said...

Que gratos recuerdos tengo de este disco y de esta época.

Como cartagenero los adoraba, sobre todo porque Joaquín Montoya tocaba el piano en la escuela de danza donde iba mi hermana, debió ser el primer concierto al que fuí en toda mi vida, y porque me pilló en plena y absoluta adolescencia.

8:27 p. m.  
Blogger Pepe said...

Está claro, un grupo mítico. Yo no les vi en directo, pero "La edad de los colores" creo que fue mi primera casete original.

8:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home