12.3.12

SUZANNE CIANI:
"Neverland"

Después del éxito logrado por un álbum primigenio en la new age de sintetizador como lo fue el mítico "Seven waves", la teclista norteamericana Suzanne Ciani firmó por RCA para la publicación de su segundo plástico, "The velocity of love". Sin embargo RCA enseguida prescindió de ella (por fortuna conservó los derechos del álbum) y fue la creciente compañía neoyorquina Private Music la que acogió con los brazos abiertos a la Ciani. "Neverland", lanzado en 1988, fue su primer álbum con Private y supuso un paso adelante en las intenciones estilísticas de esta teclista, ya que planteaba y rememoraba otro tipo de sentimientos más allá de la pura ambientalidad que imperaba en "The velocity of love" (que con la excepción de la genial composición homónima, dejaba toda la responsabilidad de su sonido a la tecnología). Aunque 'Neverland' sea el nombre original del 'País de nunca jamás' de "Peter Pan", nada en los títulos del álbum recordaba a dicha obra (sí quizás su estilo delicado, evocativo de la infancia), de hecho Suzanne explicó que la música para esta grabación surgió en los Países Bajos, un día que la artista daba un paseo a caballo. El paseo acabó convirtiéndose en una nominación para los premios grammy en la categoría new age, premio que acabó ganando el grupo Shadowfax con "Folksongs for a nuclear village".

Para Suzanne Ciani todo empezó escuchando unos discos de Bach, Beethoven y Mozart que compró en un mercadillo, pero en su evolución acabó formando parte de un momento importante de la música electrónica. Vivir al lado del mar pudo otorgarle un especial toque ambiental a su sonido, propio e indistinguible, que se nutre de sus vivencias personales y de la naturaleza, y por supuesto del amor ("yo creo en los amores platónicos, en el romanticismo, pero no creo que mi música sea triste"). Al contrario, "Neverland" es un disco alegre, elegante, bastante completo, de melodías precisas combinadas con efusivos ritmos, respirando por igual influencias clásicas como folclóricas, incluso mediterráneas. Ciani teje con sabiduría las notas y nos desvela una nueva cara melodiosa y soleada, de glorioso romanticismo en una mejor combinación de sonidos y texturas que antaño. "Neverland" es una afortunada melodía, suave y poco recargada, una tierna ensoñación que tiene su continuación en "Tuscany" (con su envoltorio apasionado de base melódica al piano, sin secuencias, que tiene su inspiración en la región italiana -el país de los abuelos de Suzanne- de la Toscana) y en otros momentos del álbum, como "Summer's day" y su luminoso teclado. Otra faceta en el disco es más ambiental, la que disfrutamos en "Aegean wave" (otra nueva ola, después de las siete de su primer trabajo y de la 'octava ola' que abría el segundo -"el sonido de las olas es majestuoso", afirma-), "Life in the moonlight", "When love dies" (introducida por un coro de corte épico) o "Lumiere" (cuyo poema está escrito por la fotógrafa alemana Ilse Bing). "Mother's song" es realmente un tema compuesto en 1985 para la banda sonora del film de Ann y Jeanette Petrie "Mother Teresa", cuya música realizó Suzanne Ciani. Por último, destacar el tercer corte como uno de los mejores y posiblemente el más original del álbum, "Mosaic", marcado por un estimulante ritmo percusivo que parece jugar con el oyente, y que domina a una melodía de tono grave, imitando a lastimeros instrumentos de cuerda y de viento, un tema vistoso y divertido en el que se aprecian mejor varios planos entre una cierta linealidad general. "Neverland" fue íntegramente compuesto y producido por Suzanne Ciani, con Leslie Mona-Mathus en la ingeniería y la mezcla (como en "Seven waves" y "The velocity of love"). Son diez piezas escritas en los últimos dos años y grabadas en enero del 88 en los C/M estudios de Nueva York. Es extensa la lista de nombres de equipos (en especial de las marcas Yamaha y Roland) al detallar la instrumentación del disco, una impresionante parafernalia que culmina con el piano Steinway.

"Piano two" fue un disco recopilatorio publicado por Private Music en 1987, que recogía ocho solos de piano firmados por Yanni, Suzanne Ciani, Joaquim Kuhn y Michael Riesman. Era en realidad la continuación de "Piano one", publicado dos años antes como la cuarta referencia de Private, con temas de Ryuichi Sakamoto, Eddie Jobson, Eric Watson y Joaquín Kuhn. Ciani colaboraba en "Piano two" con tres adaptaciones, una de "Seven waves" ("The fifth wave: Water lullaby"), otra de "The velocity of love" (la que le daba título) y una última que era inédita en ese momento, "Tuscany", pero que iba a estar incluída en el nuevo álbum de la Ciani, un "Neverland" dedicado a la alegría, la pasión, la sensualidad, la fuerza y la belleza. "Tuscany" se engalanó para formar parte del disco, y la versión de solo piano que dos años después se incluyó en el álbum "Pianissimo" no era exactamente la misma de la que se podía escuchar en "Piano two". La década de los 80 se iba acabando y Suzanne Ciani había alcanzado un estatus superior en ese mundo de hombres que sólo unos años antes le cerraba las puertas.

ANTERIORES CRÍTICAS RELACIONADAS:


Etiquetas: , ,

4 Comments:

Anonymous santi said...

Este disco de Ciani es una obra maestra para mi,tal vez me influyó en un momento de mi vida. Me encanta esa mezcla de estilos,la electrónica con las nuevas músicas.

Un saludo de nuevo a este excelente blog.

3:35 p. m.  
Blogger Pepe said...

Está claro, amigo Santi, que es una música que sabe 'llegar' muy dentro, tiene componentes muy especiales que aportan un sentimiento muy cálido a los que lo necesitan.

2:54 p. m.  
Anonymous Laubarel said...

Un recordatorio, una petición y un agradecimiento. El primero, que esta semana Ludovico Einaudi estará en Zaragoza, Vigo, Logroño y Málaga. Yo no me lo pienso perder. Es muy emocionante oir su música en directo.
Lo segundo, y después de casi 250 discos comentados, me extraña que un artista como René Aubry no haya aparecido todavía aquí (Plaisirs d'amour de 1998 e Invités sur la terre del 2001 son una delicia).
Por último, agradecerte que sigas proponiéndonos artistas y discos de este estilo musical minoritario, pero maravilloso.

8:47 p. m.  
Blogger Pepe said...

Gracias por tu completo comentario, Laubarel, soy yo el que tengo que daroslas a los que seguís el blog desde hace tanto tiempo.

Ludovico actúa en Zaragoza mañana miércoles, y por supuesto, tengo la entrada desde hace mucho mucho tiempo, por lo que las ganas de acudir al evento son inmensas.

En cuanto a la recomendación, y aunque conozco la música de René Aubry, admito que no he profundizado excesivamente en ella, especialmente en su primera época. Prometo solucionarlo y estudiar su inclusión en solsticio, pero hay una buena lista de espera, así que sería en un futuro, hay multitud de discos que comentar!!!

9:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home